El proyecto cuenta con consenso de los actores involucrados y prevé beneficios impositivos para la industria del software.

El proyecto que impulsa la creación del denominado Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento tuvo este miércoles su media sanción, en la Cámara de Diputados.

El nuevo proyecto, que ahora pasa a Senadores, deberá reemplazar la Ley 25.922 de Promoción de la Industria del Software, que entró en vigencia en 2004 y se extiende hasta diciembre de 2019. En esos 15 años, y gracias a distintas acciones de promoción contempladas en dicha ley, la industria del sector pasó de contar con 5.000 empleados a más de 100 mil. En materia de exportaciones, el crecimiento también fue exponencial: de 200 millones de dólares a 1.700 millones en 2018.

Sin embargo, el plazo de caducidad inquieta a varios de los actores involucrados, quienes apuestan a un trámite legislativo veloz en un año electoral.

La nueva regulación tiene como objetivo principal “promocionar actividades económicas que apliquen el uso del conocimiento y la digitalización de la información apoyado en los avances de la ciencia y de las tecnologías, a la obtención de bienes, prestación de servicios y/o mejoras de procesos, con los alcances y limitaciones establecidos en la presente ley y las normas reglamentarias que en su consecuencia se dicten".

Además de la continuidad a los beneficios para la industria del software, la ley contempla a otros sectores de la Economía del Conocimiento: Industria Audiovisual, Biotecnología, Servicios Geológicos, Servicios Profesionales (de exportación), Investigación y Desarrollo Experimental, Nanotecnología, Industria Aeroespacial y Satelital, Inteligencia Artificial, Robótica e Internet Industrial, Internet de las Cosas, Sensores, Realidad Aumentada y Virtual.

La norma prevé beneficios para cada sector, como estabilidad fiscal, crédito fiscal sobre las contribuciones patronales para cancelación de impuestos nacionales y desgravación sobre Ganancias e impuestos provinciales. Además, promueve incentivos adicionales y excepcionales.

Según las primeras estimaciones, la aplicación de tales beneficios implicaría para el Estado resignar recursos por $ 10.000 millones. Algunos arriesgan que la cifra final podría escalara hasta un 0.3 o 0.4 por ciento del PBI.

Tendencias

El proyecto cuenta con las firmas de tres diputados de distintos interbloques: Marco Lavagna, del Frente Renovador, Luciano Laspina, del PRO y Juan Brugge, de Córdoba Federal.

Este último fue invitado días atrás al programa de apertura de Tendencias, parte del ciclo 5 Noches, que se emite por Canal 10, para analizar los alcances e implicancias de un marco normativo presentado como superador

También participó Diego Casali, presidente del Córdoba Technology Cluster, una de las entidades que participa activamente de la discusión sobre la nueva ley.