Desde Corrientes, el Consejo Interuniversitario Nacional exigió también “la recomposición salarial de docentes y no docentes”.

El 82° Plenario de Rectoras y Rectores del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) aprobó su propuesta de presupuesto universitario 2020. En base al incremento de la pauta salarial e inflacionaria previsto, el monto total solicitado asciende a doscientos cuarenta y ocho mil quinientos millones de pesos aproximadamente.

La planilla con el detalle del pedido será enviada a la Secretaría de Políticas Universitarias para su consideración antes de la elevación final al Congreso de la Nación.

Reunidos en Resistencia, Chaco, los miembros del Consejo emitieron sendas declaraciones, disponibles en el sitio web.

En la primera de ellas sustentan su pedido de “refuerzo” para las partidas presupuestarias.

“Las rectoras y los rectores del conjunto de universidades públicas nacionales y provinciales respaldamos la propuesta de la Comisión de Asuntos Económicos y la nota enviada por el presidente del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), Lic. Jaime Perczyk, a la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, mediante la que se solicita un refuerzo presupuestario de 4.000.000.000 de pesos para destinar al conjunto de las universidades públicas”, señala el documento.

“Con su presupuesto, hoy las universidades no solo no cubren los gastos de funcionamiento a partir del encarecimiento de los servicios que se pagan y la disminución de la capacidad de compra de los insumos básicos para los laboratorios y otros insumos y equipamientos que se compran en dólares, sino que, tampoco, pueden resguardar las necesidades imprescindibles de la comunidad universitaria”, prosigue.

“En el marco de la compleja situación económica por la que atraviesa nuestra Nación, resulta imperioso garantizar que nuestros estudiantes continúen sus estudios. Las dificultades económicas se han incrementado para muchos de ellos y para sus familias. Hoy nuestras universidades satisfacen esas necesidades que se transforman en derechos inalienables de los más de un millón y medio de estudiantes que son los hijos e hijas de la Argentina”, añade.

“En las instituciones universitarias del CIN, el componente social de bienestar de nuestras comunidades tiene un peso importante. Estamos cubriendo con nuestro presupuesto los comedores universitarios que permiten alimentar a toda la comunidad universitaria, que vemos día a día incrementarse en su concurrencia; las becas de estudio, de transporte, de apuntes, entre otras. Las becas se financian con el propio presupuesto universitario que permiten que nuestros estudiantes no abandonen sus carreras ante de la situación socio económica actual”, amplía.

“Tan importante como las anteriores es cubrir el costo de las residencias universitarias que permiten para los hijos e hijas de nuestro país una vivienda digna. Por eso, solicitamos un urgente refuerzo presupuestario para las universidades públicas que permita, como siempre, garantizar la educación, la investigación y la extensión pública, gratuita, laica y comprometida con nuestra realidad social”, concluye el primer documento.

Situación social

Previamente, los rectores firmaron una declaración en el que se expresan “ante la situación social, económica y política”.

“Las rectoras y los rectores del conjunto de universidades públicas nacionales y provinciales, reunidos en las ciudades de Corrientes y Resistencia, conscientes de la difícil situación política por la que está atravesando nuestro país después de las elecciones primarias, la fuerte incertidumbre e inestabilidad de la economía y la grave crisis social que ambas generan, quieren expresar su profundo compromiso con el pueblo argentino y ponerse a disposición para contribuir y aportar a la salida pacífica y consensuada de esta compleja realidad”, afirma el comunicado.

“Las universidades públicas, como instituciones democráticas y plurales dedicadas a la enseñanza, la investigación y la extensión, tenemos presencia en todo el territorio nacional y un fuerte compromiso social. Queremos poner todo nuestro enorme potencial para contribuir con los futuros gobiernos electos por la voluntad popular y, en particular, para transitar los meses que restan para el cambio de periodo presidencial con el menor costo social posible”, destaca

“Más allá de las magnitudes de las crisis, lo que resulta claro es que los más afectados siempre son los sectores de menores ingresos de nuestra sociedad. Seguiremos abriendo las puertas de nuestras universidades para contribuir al dialogo, a la búsqueda de consensos entre todos los sectores políticos, de la producción y del trabajo, movimientos sociales y otros actores, para que juntos trabajemos por encontrar caminos que garanticen la paz social. Al tiempo que es de fundamental importancia tratar de organizar, en forma conjunta entre los distintos sectores, acciones concretas que contribuyan a paliar la angustiante situación social”, reza el texto.

“Las rectoras y los rectores ratificamos nuestro compromiso con la educación pública y gratuita, con la educación superior como bien social y un derecho humano universal, con el destino de nuestro pueblo, concluye.

 

Fuente: cin.edu.ar

Mirá las Noticias Destacadas