“Vienen a invadir, a destruir, a quedarse con el subsistema de transporte”, afirmaron desde el sindicato de choferes.

El Sindicato de Remiseros de Córdoba decidió dar su primer paso judicial ante la reactivada posibilidad de que la empresa Uber comience a prestar servicios para alquiler de autos particulares en esta ciudad.

Se trató de una acción declarativa de certeza mediante la cual los choferes piden a la Justicia “que nos acompañe a ubicar quiénes son los responsables, los titulares de Uber y otras aplicaciones", según explicó Víctor Taborda, líder del gremio.

La presentación llega una semana después que autoridades de la empresa, que ya opera en Córdoba a través de su servicio de cadetería, admitieran que ya han existido contactos con las futuras autoridades municipales, que asumirán el próximo 10 de diciembre.

Hasta el momento la regulación sobre el transporte público de pasajeros prohíbe el funcionamiento de las denominadas aplicaciones. Sin embargo, desde la firma con sede en California aseguran que ya cuentan con 132 mil usuarios en Córdoba y 26 mil preinscriptos como choferes.

“Ellos ya hicieron el anuncio de que vienen a invadir, a destruir, a quedarse con todo el subsistema de taxis, de remises, de transporte que esté dando vueltas. Nosotros vemos con gran preocupación el número de inscriptos que tienen, lo que hace que nos lleven una delantera de no menos de 12 a 15 mil personas entre todas las que reunimos entre taxis, remises y transportes escolares", añadió Taborda en diálogo con Radio Universidad.

Mirá las Noticias Destacadas