Empresarios no muestran predisposición en una paritaria estancada y con dos conciliaciones obligatorias vencidas. Trabajadores, en alerta.

Guillermo Cabrera - AM 580 / Entre Nosotros Rebeca

La quita de subsidios a nivel nacional al transporte va dejando el tendal de problemas, fundamentalmente en todo el territorio que no sea el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Entre ellos, la situación de las empresas, acostumbradas a recibir desde el Estado, aportes que le permitan obtener sus ganancias en la prestación de servicios públicos.

El caso que sirve como botón de muestra es la paritaria de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), vencida en el mes de marzo.

La Federación Argentina de Transportadores de Automotor de Pasajeros (FATAP) se muestra irresoluta, con constantes denuncias a la gestión central por una quita de subsidios que le impide cumplir sus obligaciones.

Un cónclave previsto para este jueves muestra a los choferes con voluntad de acuerdo, aunque sosteniendo como punta de lanza un paro previsto para este viernes.

Ni el secretario de prensa de UTA Córdoba, Guillermo Cabrera, ni el vicepresidente de la Federación de Empresarios del Transporte Automotor Provincial (FETAP), y tampoco el secretario de Transporte de la Municipalidad de Córdoba, Pablo Farías, ven buenas perspectivas.

Ante la imposibilidad de un acuerdo, se aguardan promesas y planes, con el retraso en salarios y el pago de aguinaldo.

Mirá las Noticias Destacadas