River rechazó el planteo de la Conmebol de que la final se traslade al estadio Santiago Bernabeu.

River Plate rechazó que la final de la Copa Libertadores contra Boca se juegue en el estadio Santiago Bernabeu, Madrid, España.
“La decisión (de la Conmebol) desnaturaliza la competencia, perjudica a quienes adquirieron su ticket y afecta la igualdad de condiciones a partir de la pérdida de la condición de local”, expresó el club de Núñez.
Además, el club responsabilizó al Estado por los incidentes ocurridos fuera de la Monumental. También sostuvieron que la decisión es injusta para los 66 mil asistentes que tuvieron que ir dos veces a la cancha.
“Es incomprensible que el clásico más importante del fútbol argentino no pueda desarrollarse con normalidad en el mismo país que en los días que corren se desarrolla un G20. El fútbol argentino en su conjunto y la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) no pueden ni deben permitirse que un puñado de violentos impidan el desarrollo del Superclásico en nuestro país”, agregó.