Una familia que viaja a Córdoba asíduamente para continuar el tratamiento oncológico de un menor sufrió el robo de un teléfono celular y una computadora, donde se encontraba la historia clínica del caso.

La joven madre riojana dijo que en una tarjeta de memoria de 32 gigas estaba la vida de Lucas, con todos los datos referidos a la situación y su evolución.

“Hace cinco años que venimos por el tratamiento de Lucas, porque en La Rioja no tenemos oncología pediátrica. Nos tenemos que instalar aquí", relató Jami Gaitán Molina.

Habló de lo complicado que resulta para personas que habitan en otras jurisdicciones provinciales poder efectuar este tipo de tratamiento.

“Nos está costando conseguir la medicación", dijo la mamá.