El hecho ocurrió en barrio Santa Rosa, donde los ladrones rompieron una puerta y desvalijaron el domicilio. Se quejan por la seguridad.

Ladrones rompepuertas robaron de un domicilio particular, de barrio Santa Rosa, un concentrador de oxígeno utilizado por una menor de sólo dos años, Jazmín, quien padece de fibrosis quística.

“Abrieron la puerta de una patada, me pusieron un cuchillo en la garganta. Estaban muy alterados. Me da mucha tristeza que se hayan llevado el aparato", relató el abuelo de la niña.
 
Aparentemente los malhechores actuaron drogados y no les importó que llevaron de la casa, siendo ese un aparato que se usa con fines médicos y que tiene relevancia para el cuidado sanitario de la pequeña.
 
Los malvivientes se movían en un Renault Clio, de color gris y rápidamente abandonaron el lugar del hecho, desde donde se escucharon quejas por la falta de seguridad en la zona: “No se puede vivir, no hay seguridad. Arrastran mujeres, chicos, a la hora de la siesta o a la noche. Tardó un montón la policía en venir. Dicen que tienen mucho trabajo".
 
En tanto, autoridades del Ministerio de Salud de la provincia aseguraron la reposición del aparato robado.