La cadena de juegos debía ese monto al fisco. Podrán incautar un porcentaje de las ventas para pagar a cuenta impuestos y cargas sociales.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) intervino, con autorización de la Justicia, la cadena de videojuegos Sacoa, por una millonaria deuda fiscal y la creación de nuevas empresas para seguir operando y eludir los controles.

Fuentes judiciales expresaron al sitio Infobae que la deuda asciende a unos 47 millones de pesos.

“Mientras acumulaban deuda con el fisco, los dueños crearon un entramado de sociedades para seguir operando. Se detectó la existencia de una segunda empresa que estaba a cargo de la explotación de estos locales comerciales", explicó el organismo recaudador en un comunicado de prensa.

En este sentido, se destacó que “para probar los vínculos entre ambas sociedades, se tuvieron en cuenta datos como la transferencia de casi la mitad de los empleados de una empresa a la otra; el reempadronamiento de los controladores fiscales de una firma a la otra; la inexistencia de la transferencia de un fondo de comercio y los vínculos familiares entre los accionistas de ambas compañías".

Mirá las Noticias Destacadas