El concierto se realizó en la azotea del estudio de grabación en Londres, en la hora del almuerzo y causó un revuelo cultural.

El legendario grupo británico venía sintiendo que estaba preparando su despedida. En los ensayos para el próximo disco, que iba a llamarse Get Back y que finalmente se llamó Let it Be, surgieron situaciones tensas y varias discusiones. Para el concierto de presentación en vivo buscaban un lugar diferente. Pensaron en un barco o un lugar abierto y se les ocurrió subir a la terraza del Apple Corps en Londres, y enchufar los instrumentosAquel 30 de enero a la hora del almuerzo, Los Beatles revolucionaron la ciudad con sus voces al aire libre y la policía tuvo que intervenir, ya que hubo problemas de tránsito y cortes de calles por el público que se detuvo a mirar el sorpresivo show.

Los ensayos para ese disco fueron grabados por el cineasta Michael Lindsay-Hogg, por lo que se registraron cerca de 55 horas de grabación. Desde la oficina de prensa de Los Beatles, anunciaron que el director de cine Peter Jackson, va a realizar un documental con ese registro.

En Crónica de Mediodía, Aldo Lumbía nos cuenta cómo se vivió ese gran día.

 

 

Mirá las Noticias Destacadas