Ocurrió en Cosquín cuándo el interno era trasladado hacia la cárcel de Cruz del Eje. En dos meses ya hubo tres evadidos.

Se trata del tercer caso en poco tiempo donde un preso logra burlar la custodia de los guadias del Servicio Penitenciario de Córdoba (SPC).

En esta ocasión, fue Matías Joel Argüello de 32 años quien estaba detenido acusado por el presunto delito de resistencia a la autoridad, quien logró escabullirse de la camioneta en la que era conducido durante una parada en la ciudad de Cosquín.

Argüello fue recapturado horas después del incidente, al entregarse de manera voluntaria.

De acuerdo a lo informado, seis efectivos del SPC fueron pasados a “situación pasiva" por la presunta responsabilidad en el hecho que está siendo investigado por la fiscal Fabiana Pochetino.

Hace 20 días otro interno se había fugado durante un traslado al Hospital Rawson, mientras que el mes pasado ocurrió algo similar con un preso de la cárcel de Bower que logró burlar la custodia y escaparse tomando un taxi en inmediaciones del Hospital de Urgencias Municipal.-

Mirá las Noticias Destacadas