El hecho ocurrió en la madrugada del viernes. En el complejo dormían los juveniles del club brasileño.

Un voraz incendio afectó el viernes por la madrugada al campo de entrenamiento de juveniles del club Flamengo, ubicado en el barrio Vargem Grande, al oeste de Río de Janeiro, por razones que aún se desconocen.

Autoridades brasileñas establecieron en diez el número de personas fallecidas. También hubo tres heridos, uno de ellos muy grave. Según fue posible saber, seis de los muertos eran jugadores de entre 14 y 17 años, y los cuatro restantes eran empleados del Flamengo.

En el complejo Ninho de Urubu viven jóvenes de las divisiones menores del club, y dos de los cuerpos fueron identificados como los de los adolescentes Christian Esmério y Arthur Vinicius. 

Los sobrevivientes del incendio fueron trasladados al hospital Lourenço Jorge son Cauan Emanuel Gomes Nunes, de 14 años; Francisco Diogo Bento Alves, de 15; y Jonathan Cruz Ventura, también de 15 años. Este último está en grave estado, según el portal G1.

Aún se desconocen las causas que originaron el incendio, que ya está contenido y fue descrito por los bomberos como de “gran magnitud". El incendio, según el teniente coronel del cuerpo de Bomberos Douglas Henaut, inició pasadas las 5 de la mañana en las habitaciones de los jugadores juveniles, según reveló O Globo.