La actriz Ludmila Hernández interpreta una obra que habla de una mujer encerrada y rodeada de soledad.

Ludmila Hernández presenta el unipersonal “Sola” una versión libre de la obra teatral “Mujer sola” de Franca Rame y Dario Fo, dirigida por Toto López.

La actriz lleva años en la escena teatral. Se ha formado con Coco Santillán, a los 12 años. También estudió en Medida x Mediada conducido por Cheté Cavagliatto e integró el elenco de la obra Shakespeare que dio origen a la sala. Además es psicóloga.

Estuvimos dialogando con ella y nos describe a su personaje de la siguiente manera: “Maria es una mujer sola a pesar de todo lo que la rodea justamente porque todo lo que la rodea la vacía de algún modo. Y esto la pierde. Y va desde la negación con el humor hasta el intento de reflexión en ese encierro de distintos hombre que la acosan, la maltratan y ella se pierde en ese modo de vida…”.

La artista describe a su unipersonal “como una sátira que con tintes de drama y comedia aborda la problemática que nos golpea día a día de la violencia de género y nos interpela a todos invitando al debate y a la reflexión, provocando contradicciones y movilizando emociones”.

“María es un personaje que quiero mucho, lo estrené hace tres años. Tiene muy buena recepción, es difícil encarar estos temas, el teatro es una muy buena manera de llegar y de repensarnos todos. Es un tema nos interpela a todos hombres y mujeres y cómo nos reconstruimos. Lo difícil que es correrse de ese lugar de tener elecciones equivocadas o no. Sin culpar a la mujer. La obra trata de empoderarla, que no se pierda en el deseo del otro, sino que se haga fuerte en su propio deseo y se anime a deconstruir. La violencia de género es mas fuerte cuando se sufre un maltrato psicológico. Como actriz y psicóloga lo voy elaborando y repensando”.

Ludmila agrega que como actriz “Es un personaje que hay que ponerle el cuerpo, desde lo emocional y lo corporal. Me lleva por distintas emociones. Está bueno enamorarse de un personaje pero sanamente, para poder dejar una huella de reflexión en el público, una huella sana”.

La obra transita por momentos de risa, donde el público descubre que también puede reírse de las cosas terribles de la vida, de alguna manera para trascenderlas.

La cita es el viernes 23 en Café del Alba (9 de julio 482) a las 21. Entradas $100.

Mirá las Noticias Destacadas