El grupo Clarín concretó más de 60 despidos de periodistas en las últimas horas, agudizando la delicada situación en el sector.

Waldemar Iglesias - FM 102.3 / Nada del otro mundo

Posiblemente la política implementada desde la Secretaría de Medios Públicos que conduce Hernán Lombardi, con despidos masivos en Télam y el cierre de paritarias en Radio Nacional y la Televisión Pública, además el proceso de crisis, marquen el pulso.

Pero el momento de los trabajadores de la prensa, en los medios de comunicación, resulta cuanto menos incómodo.

En las últimas horas, y a través de e-mails, el grupo Clarín despidió a casi sesenta trabajadores del diario y también de la edición deportiva, Olé. El vallado de su sede principal también resultó simbólico.

Waldemar Iglesias, periodista del diario Clarín, fue uno de los despedidos, y dialogó este jueves con el programa Nada del otro Mundo.

En FM 102.3, contó lo particular de su situación: “No me tocó enterarme en la puerta porque tenía una licencia por paternidad. Fui padre, y el primer llanto de mi hijo lo escuché en el mismo momento en que lloraban muchos de mis excompañeros”.

Las denuncias desde el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba) venían de larga data, ya con la también delicada situación de Editorial Atlántida.

Los últimos años marcaron el quiebre de hitos en cuanto a los tradicionales medios de comunicación, con el cierre de la casi centenaria revista El Gráfico y, en las últimas horas, la salida del aire de Radio El Mundo.

El ajuste en editorial Atlántida, y los reclamos variados en el canal C5N y el diario Página 12, siguen su camino.

En Córdoba el sendero no fue distinto, con la salida de circulación del diario Día a Día y el caso de la edición de La Mañana, que pasó de diario a semanario, administrativo cooperativamente por un grupo de trabajadores.

En las últimas horas, el Círculo Sindical de Prensa local (Cispren), repudió el despido de la trabajadora Ivana Franco, de parte de la multinacional Viacom.

Mirá las Noticias Destacadas