La falta de un espirómetro, valuado en $ 200.000 y aparecido sorpresivamente después de la presentación judicial de delegados, es la causal.

Tras el el episodio denunciado por falta un equipamiento del Hospital Príncipe de Asturias, de Villa El Libertador, desde la Municipalidad se confirmaron que el lunes próximo se apartará de su cargo al director de este centro de salud, Hugo Moreno, debido a que se iniciará una investigación administrativa.

Los denunciantes fueron los mismos delegados del hospital de la zona sur los que advirtieron de la desaparición de un espirómetro, valuado en unos 200 mil pesos, y responsabilizaron al mismo director por ser la única persona que ingresó al 8 de noviembre, Día del Empleado Municipal, a este centro de salud.

Según confirmaron fuentes municipales al Director se lo apartará de su cargo y se le abrirá un sumario de investigación, sobre lo que será informado el lunes 10 de Diciembre acusándolo por el supuesto hurto de un equipamiento.

Al percatarse de la faltante, fueron los mismos delegados del hospital los que pidieron que se revisaran las cámaras y realizaron una denuncia en la Policía, por lo que se secuestraron los videos con los registros de las cámaras de seguridad.

De acuerdo con lo que se conoció, el aparato apareció al día siguiente, aunque los trabajadores insistieron en pedir explicaciones, por lo que se investigará desde el municipio, vía un sumario administrativo, qué sucedió la segunda semana de noviembre.

La denuncia está caratulada “prima facie como hurto”  y la investigación recayó en la fiscalía Distrito 2 Turno 3.

En detalle el caso se inició el pasado 9 de noviembre, cuando una doctora del nosocomio municipal del sur de la ciudad de Córdoba, constató el faltante de un espirómetro (un instrumento que sirve para medir la capacidad pulmonar de los pacientes).

Al revisar las imágenes de las cámaras de seguridad del hospital los empleados no encontraron irregularidades pero al querer revisar las imágenes correspondientes al 8 de noviembre (asueto por celebrarse el Día del Empleado Municipal), sorpresivamente el director del Hospital, Hugo Moreno, se opuso y pidió que no hicieran la denuncia, que solicitaría comprar uno nuevo.

Veinte días después, los nuevos delegados se presentaron en la comisaría y realizaron la denuncia. Policía Judicial se presentó en el hospital y secuestró los videos registrados por las cámaras de seguridad. Al siguiente día de haber realizado la denuncia, sorpresivamente apareció el espirómetro.

En las cámaras de seguridad del 8 de noviembre, se puede ver que a las 11.32, el director del hospital ingresa al consultorio donde estaba el aparato con un bolso marrón y a los tres minutos sale con el mismo bolso.

Mirá las Noticias Destacadas