La petrolera dispuso una rebaja de hasta 3,8% en naftas, la segunda en menos de 30 días. Sin embargo aumentó su gasoil.