El fundador de Wikileaks se encontraba en la embajada ecuatoriana en Londres.

En las primeras horas de este viernes, en Londres, la policía británica detuvo a Julian Assange.

El fundador de Wikileaks llevaba casi siete años alojado en la embajada ecuatoriana, pero fue rápidamente apresado después de que el gobierno del país sudamericano le retirara el asilo.

Las primeras imágenes que se vieron mostraron al espía con una condición desmejorada.

Dos causas de presunto abuso sexual en Suecia lo llevaron, en 2012, a alojarse allí, y recibir el apoyo del presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien además le concedió la nacionalidad.

Hoy, apenas se conoció la novedad que dio Lenin Moreno, el sucesor de Correa, levantó el asilo, se produjo su aprehensión.

Hubo compromiso de las autoridades británicas de que no será extraditado “a un país en el que pueda sufrir torturas o pena de muerte".

En 2012 Assange estaba a punto de ser detenido por una orden europea emitida por Suecia, ante el reclamo por dos acusaciones de presuntos delitos sexuales, que luego no prosperaron. Se refugió en la Embajada de Ecuador en Londres en junio de ese año.

Con la llegada de Lenín Moreno en 2017, las relaciones entre Assange y Ecuador se deterioraron hasta el punto de cortar sus comunicaciones e impedir las visitas desde el exterior salvo las de sus abogados.

La Policía Metropolitana detuvo a Assange en la propia Embajada ecuatoriana en Londres según una orden del Tribunal de Magistrados de Westminster del 29 de junio de 2012. Ha sido puesto a disposición policial antes de comparecer ante el tribunal.

En noviembre, trascendió que el Departamento de Justicia de EE UU tenía preparada una acusación judicial contra Assange, que a través de Wikileaks divulgó herramientas cibernéticas de la CIA y tuvo un papel central en la presunta injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016.

La acusación era formal y el objetivo era mantenerla secreta hasta que fuera arrestado, pero salió a la luz al incluirse por error en un documento judicial público. El texto no detallaba los cargos de los que se acusa al pirata informático australiano.

Mirá las Noticias Destacadas