Al aguardo de una postura para el paro convocado por la CGT, el gremio de transporte detiene colectivos los feriados.

En contra de los reclamos de buena parte de los sindicatos, la Unión Tranviarios Automotor (UTA), en conjunto con la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte, realiza medidas de fuerza en soledad.

Concretamente, las medidas iniciadas el 1º de mayo apuntan a realizar paros durante las jornadas feriadas.

El principal reclamo son las retenciones a los salarios de los empleados que sufren, Impuesto a las Ganancias incluido.

En ese sentido, en las últimas horas el vocero de UTA, Mario Calegari, confirmó que “en principio” el parate en el transporte de corta, media y larga distancia previsto para el sábado 25 de mayo, se sostiene.

La medida tiene una incidencia escasa, debido a una prestación de servicios reducida, pero tuvo impacto fundamental en los servicios urbanos, con las ciudades de la provincia de Córdoba incluidas.

“No tuvimos respuestas satisfactorias de parte del Gobierno, y en ese sentido, el paro continúa en pie”, adujo Calegari.

Semanas atrás, desde el gobierno nacional habían reconocido el daño que se provocaba descontando Ganancias inclusive en horas extra y feriados, y la propia ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, prometió analizar la situación.

Mientras tanto, se aguarda conocer la postura del gremio, afiliado a la CGT, en el contexto del llamado a un paro general para el miércoles 29 de mayo.

Mirá las Noticias Destacadas