Más de 10.000 alumnos volverán a tener clases en las escuelas en 14 departamentos de la provincia de San Juan a través del modelo de "aulas burbuja", por lo que la secretaria de Acceso a la Salud de la Nación, Carla Vizzotti, consideró que se dio "un pequeño gran paso" en la pandemia del coronavirus.

La distribución en aulas es el modelo burbuja o a través del distanciamiento y el mobiliario dentro del aula. Además, se entregarán más de 10.000 kits de higiene y prevención a alumnos, alumnas y docentes.

 

 

El primer día de clases, los alumnos recibirán al ingreso a la escuela una bolsa de tela vegetal que contiene: alcohol en gel, tapaboca (doble tela), jabón líquido y toalla personal.

A los docentes, al ingresar al establecimiento educativo, se les proveerá una máscara de acetato, que puede reintegrar al culminar la jornada escolar y que será desinfectada para la jornada siguiente (siempre usará la asignada), o llevarla desinfectarla, y los elementos de higiene necesarios, estipulados en el Plan Jurisdiccional.

Según el protocolo establecido, en el ingreso al edificio escolar se dispondrá de un espacio para la toma de la temperatura y que será obligatorio para directivos, docentes, no docentes y estudiantes ingresar con tapabocas.

Si bien la OMS advierte que reabrir escuelas "es arriesgado y empeorará la situación", Rosita Bernardini, directora del área de primaria del Ministerio de Educación de San Juan, explicó que "las clases comenzarán para los departamentos de las zonas alejadas de la capital, para el nivel primario y secundario de los últimos años, de forma sincrónica y asincrónica".

"Sincrónica es para aquellas escuelas donde tienen muy poquitas matrículas y asincrónicas para aquellas que tienen matrículas elevadas y donde se los va a dividir a los chicos y así una semana asistirá un grupo y la otra, otro, para que no superen nunca los 15 alumnos en total", dijo la funcionaria y aclaró que el grupo que no asista continuará con las actividades desde sus hogares.