Argentina estuvo a punto de perder su status de "libre de sarampión" que sostiene desde el año 2000, merced a un brote de la enfermedad registrado a partir de agosto pasado.

Pero este martes, el Ministerio de Salud de la Nación anunció que el foco se dio por concluido, después de que pasaran doce semanas sin nuevos casos. El último registro fue el 19 de marzo pasado.

Durante los siete preocupantes meses, hubo 179 personas con la enfermedad: 16 importados y 163 de origen desconocido. Inclusive, se produjo una muerte.

Una mujer murió a causa de sarampión en Buenos Aires

El epicentro de la delicada situación se presentó entre provincia y Ciudad de Buenos Aires, y la secretaria de acceso a la Salud, Carla Vizzotti, destacó "la decisión política" para generar las acciones que demandaba la situación.

Qué se hizo

Desde la cartera que conduce Ginés González García se valoró el fortalecimiento de la vacunación, con "la adquisición de 7.790.000 dosis adicionales", que se haya mejorado la vigilancia epidemiológica y "la respuesta rápida" de los equipos de salud.

La Comisión Nacional para la Certificación de la Eliminación del Sarampión, la Rubéola y el Síndrome de Rubéola Congénita recomienda desde ahora "suspender las estrategias de vacunación con doble o triple viral en niños de 6 a 11 meses", pero recuperar las dosis "de la campaña 2018 en niños de 13 meses a 4 años que no la hubieran recibido".

También solicita que tengan colocado el refuerzo quienes viajen al Área Metropolitana de Buenos Aires (Ciudad y Conurbano).

 

Ministerio de Salud de la Nación on Twitter