Con un marcado giro en los anticipos meteorológicos de los últimos días, este miércoles se prevé una jornada con escueta amplitud térmica.

Es que el pronóstico elaborado por el Observatorio Córdoba del Servicio Meteorológico Nacional remarca que el día se presenta "fresco e inestable" y con una nubosidad que irá "en aumento".

El amanecer con un cielo despejado hacía desconfiar de las previsiones, pero a media mañana las condiciones cambiaron.

Es latente la probabilidad de precipitaciones y tormentas, de carácter aislado, y la llegada del viento sur es un hecho, soplando entre leves y moderados, ráfagas incluidas.

 

La temperatura máxima prevista es de 21 grados.