Esta es la situación de la enfermedad en Argentina: dos grandes bloques que concentran, desde hace tres semanas, la mayoría de los casos nuevos diarios.

La complejidad es doble cuando se atiende que estos dos bloques, por cuestiones geográficas y económicas, por la propia contigüidad de uno con otro, forman un único cuadrante que, día a día, parece acercarse a representar el 100% de los casos diarios.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires -CABA, bloque azul- es donde la circulación del virus se ha vuelto la principal preocupación del gobierno: aporta el 50% de los casos nuevos a nivel nacional y es donde, sumando el Conurbano, vive y se traslada el 30% del padrón total. Durante mayo la principal disputa entre ambas jurisdicciones ha sido regular claramente el uso del transporte público de un lado y otro de la General Paz, variable central para evitar la multiplicación de casos.

El Ministerio de Salud de la Nación reportó esta mañana cinco nuevos fallecimientos por coronavirus en el país, lo que eleva a 698 la cifra de muertos por esta causa desde marzo pasado, con una tasa de mortalidad de 15,3 cada millón de habitantes.

Mientras la curva en el territorio nacional se mantiene estable cercana a la base, la Ciudad de Buenos Aires y su área metropolitana concentra el 96% de los casos registrados este 8 de junio. 

La transmisión y propagación se fue cerrando sobre Capital Federal, el distrito con mayor número de contagios por millón de habitantes: 911, muy lejos del distrito que lo secunda, la gran provincia de Buenos Aires (160 casos). 

Este es el gráfico de la distribución de casos registrados en los últimos siete días en las provincias argentinas, ya una tendencia:

Coronavirus: concentración en AMBA, mientras el país camina hacia la nueva normalidad

Córdoba, con la situación epidemiológica en calma, con gran parte del territorio liberado, salvo la ciudad capital, está a la par de la mayoría de las provincias que han habilitado el grueso de las flexibilizaciones: 1 caso por millón de habitantes

Chaco, el foco infeccioso del interior del país: 1.120 casos al momento y 65 muertes. La provincia gobernada por Jorge Capitanich sobresale del mapa nacional. Fue una de las primeras en tener brotes de contagio y luego padeció una importante diseminación del virus entre su personal de salud, tanto de entidades privadas como públicas. 

Un total de 265 personas infectadas del virus permanecen internadas en salas de terapia intensiva, mientras que 7.568 personas contagiadas ya han sido dadas de alta, lo que redundaba en un 32% de los casos positivos acumulados.

A continuación, la evolución de los promedios semanales de contagios y recuperados y el contraste con el porcentaje de crecimiento diario. Mientras las curvas crecen, y con ellas los promedios semanales de casos nuevos, el país retoma actividades y dinámicas previas al 20 de marzo. En el revés, la ciudad de Buenos Aires no logra achatar la curva.