El trabajo que se realiza en Córdoba desde hace varios meses con investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y del Centro de Excelencia en Productos y Procesos de Córdoba (Ceprocor) junto a la compañía Química Luar y del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

“El producto consiste en una 'solución hipertónica de ibuprofeno' (ibuprofenato sódico soluble) que al someterlo al sistema de nebulización genera un viricida que mata al causante del Covid-19", había explicado en su momento el químico e investigador Dante Beltramo quien lidera el proyecto.

 

AVANZA EN CÓRDOBA UN TRABAMIENTO A BASA DE IBUPROFENO MODIFICADO

 

De acuerdo a los primeros estudios, se lograron resultados positivos en cerca del 70 por ciento de los tratamientos a personas enfermas con Covid-19.

De qué se trata

“Es un ibuprofeno especial, son nanopartículas, no se encuentra en las farmacias ni se puede fabricar de manera casera. El tratamiento está siendo utilizado en Córdoba, Jujuy y algunas clínicas privadas en Buenos Aires y nos permitió replicar lo que pasaba acá en nuestra provincia”, le dijo esta mañana Néstor García, medico investigador del Conicet, a Radio Universidad.

El investigador confirmó que los estudios y tratamientos que se vienen realizando hizo que los pacientes tratados mostraran una recuperación muy importante.

García explicó que en marzo y abril, el Gobierno de Córdoba aprobó el tratamiento por compasión, que permite utilizar este tipo de tratamiento de maneras muy específicas, aunque por ahora no puede ser utilizado poblacionalmente.

“Hasta ahora los controles periódicos del Ministerio de Salud nos vienen dando autorización para continuar con esta evaluación, demostrando que es una droga segura administrándola por la vía que lo hacemos. Al día de hoy podemos decir que hemos demostrado que es una droga muy segura administrada por vía inhalatoria”, señaló García.

Eficacia y aprobación

En ese sentido, indicó que ahora se debe demostrar la eficacia del tratamiento para poder completar el proceso de la investigación.

“Hasta ahora todos los casos que hemos tratado nos dan la sospecha de que se trata de una droga muy eficaz para el tratamiento de la condición de Covid-19. Ahora debemos ingresar a la denominada fase 2 para luego evaluar el ingreso a etapa de producción”, aseguró el especialista.

En caso de que se aprobara, García explicó que la empresa que lo está produciendo en la actualidad tiene capacidad para producir a gran escala si es que se determina su eficacia. Lo que eventualmente facilitaría su distribución en todo el país.

“Ya hemos presentado toda la documentación a la Anmat para que lo autorice porque no se requieren miles de casos de tratamiento, porque ya es una droga conocida. Si se autoriza, estimo que en tres meses ya podría concluirse el proceso de aprobación”, advirtió García.

En cuanto al precio de venta el investigador aseguró que “no creo que sea alto el costo de producción porque se trata de una droga vieja y conocida, es un nuevo proceso patentado, pero la droga no es nueva”.