Kaamya Karthikeyan, una niña de 12 años oriunda de la India, el pasado sábado logró uno de sus sueños: hacer cumbre en el Aconcagua, el pico montañoso más alto del continente americano, ubicado en la provincia de Mendoza.

Acompañada por su padre, Sundaram, y tras una presentación judicial para que la menor pudiera obtener una autorización especial para desafiar el coloso de América, de 6.962 metros, ambos llegaron a la cima este fin de semana.

 

 

En el año 2000, una resolución de la Dirección de Recursos Naturales Renovables de Mendoza prohibió el ascenso a más de 3.000 metros a los menores de 14 años. Los que tienen entre 14 y 18 pueden presentar un permiso especial firmado por sus padres o tutores y rubricado por un escribano. Pero en el caso de los menores de 14, hay que ir a la Justicia para que sea un juez quien autorice al chico o chica al ascenso, después de comprobar su idoneidad deportiva y sus condiciones de salud.

“Si bien años de preparación física y mental la ayudaron a superar las condiciones extremas de escalada, la construcción de un personaje fuerte a través de los deportes de aventura fue fundamental en Kaamya, a tan tierna edad, capaz de enfrentar y vencer muchos obstáculos burocráticos, judiciales y de otra índole”, posteó su padre en la cuenta de Instagram.

Padre e hija eligieron la ruta noroeste para escalar, que es la habitual y la más concurrida de la montaña, y comenzaron el 17 de enero la expedición por el camino de Confluencia para buscar hacer cumbre y concientizar sobre la igualdad de género en la India y la violencia contra las mujeres.

La niña, que fue destacada como una de las cinco escaladoras jóvenes más importantes en el sitio Mountain Planet, tras hacer cumbre en Kilimanjaro, en Tanzania; Elbrús, en Rusia, y Kosciuszko, en Australia, tiene como objetivo hacer cumbre en los picos mas altos de todos los continentes y esquiar en los polos norte y sur.

 

Instagram post by Lavanya Karthikeyan