En la era de las redes sociales la popularidad de una producción no se mide sólo con estadísticas tradicionales.

Muchos programas o películas inspiran a acciones que se tornan virales en las redes sociales, más allá del impacto que genere en términos de espectadores.

Bird Box, la reciente película que Netflix lanzó al mercado el 18 de diciembre pasado reúne ambos ingredientes, por lo que a esta altura nadie duda que se trata de un gran éxito.

En su primera semana, la obra fue vista por más de 45 millones de cuentas. Quince días después, el comportamiento de sus protagonistas ha inspirado un nuevo desafío de Internet.

Se llama el Bird Box Challenge (o el desafío de Bird Box) y se ha viralizado por Instagram y Twitter, principalmente en los Estados Unidos.

El reto parece sencillo. Consiste en intentar resolver distintas acciones cotidianas “a ciegas”. O, más apropiadamente, con un grueso vendaje que impida algo más que la filtración de una mínima luminosidad.

La mayoría de los intentos se limitan a caminar con los ojos vendados, tal como hacen los personajes de la película que se ven obligados a ello para no enfrentarse a una extraña forma paranormal que los induce al suicidio.

Hasta hoy, cientos de usuarios han compartido en redes sociales sus versiones del reto mientras caminan en lugares públicos o en sus propias casas. Algunos de ellos han sufrido golpes que han requerido atención médica.

Por ello, la propia compañía de streaming se pronunció con un comunicado que transmite preocupación.

"No puedo creer que tenga que decir esto, pero: por favor no se lastimen con este desafío del Bird Box. No sabemos cómo comenzó, y apreciamos el cariño, pero Niña y Niño tienen solo un deseo para el 2019 y es que tú no termines en el hospital por cuenta de unos memes", tuiteó la cuenta de Netflix EE.UU. este 2 de enero.

El #BirdBoxChallenge, un desafío viral que incomoda a Netflix