El Gobierno de Córdoba y el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) acordaron ayer un esquema de incremento salarial para los agentes públicos de la provincia.

La suba que implicará un aumento general del 20% al salario básico, se efectivizará en tres tramos: 4% en octubre, 7% en noviembre y 9% en enero.

De este modo, si se suma a lo ya acordado en enero de este año, el aumento anual que recibirán los agentes públicos durante 2020 llega al 25% de salario de bolsillo.

Para el caso de los trabajadores de las áreas sensibles de Salud y Seguridad el tramo del aumento restante se abonará de una sola vez en el mes de octubre.

Además, las partes acordaron reiniciar la discusión salarial paritaria en el mes de febrero del año próximo.

“El personal que trabaja en el área de salud se decidió adelantar esta pauta salarial y aplicarla toda con los haberes que corresponden al mes de octubre. Lo mismo para el personal de las fuerzas de seguridad, tanto de la Policía como del Servicio Penitenciario”, confirmó el secretario general de la Gobernación, Julio Comello.

Rechazo

Desde la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS), rechazaron el acuerdo salarial porque aseguran no sentirse representados por el SEP para la negociación.

"Lo desconocemos y vamos a un plan de lucha y a un paro histórico", aseguró el secretario general de la UTS, Gastón Vacchiani, en su cuenta de Twitter.

 

Gastón Vacchiani on Twitter

 

La semana pasada realizaron una protesta "exigiendo paritarias para el sector de la Salud; un salario básico inicial de $50.000; nombramiento de más personal y mejores condiciones de trabajo".

Desde UTS convocaron a una conferencia de prensa de la Multisectorial de Salud para este mediodía, para dar a conocer detalles respecto del "plan de lucha, paro provincial de salud".