El gobierno de la provincia informó que 27 instituciones educativas están fabricando máscaras de protección con impresoras 3D. La tecnología les fue brindada el año pasado a través Instituto Nacional de Educación Tecnológica.

Actualmente, con los insumos que les brinda el Ministerio de Educación provincial, entre 4 y 6 docentes de cada escuela trabajan para fabricar esos elementos de seguridad. El objetivo es que sean entregados a los comités de emergencia de cada localidad.

 

 

Dado que cada máscara demanda unas 3 horas de producción, desde el gobierno autorizaron a docentes a instalar las impresoras 3D en sus domicilios. De esta manera se disminuye la circulación en las calles.

Desde el gobierno provincial indicaron, además, que distintas sedes de escuelas ProA del sur provincia, como la de Río Cuarto, Laboulaye y Villa María, junto a instituciones educativas de gestión privada, también iniciaron la confección de máscaras con impresoras 3D para donar a los servicios de salud.