Con un fuerte operativo policial este jueves la terminal de Córdoba volvió a la actividad de larga distancia tras más de siete meses de parate por la pandemia.

Los viajes programados con destino a la provincia de Buenos Aires a cargo de la empresa Buses Lep fueron cuestionados por el gremio de Aoita debido a deudas salariales con los choferes que no prestan servicio desde el comienzo de la cuarentena.

Las autoridades policiales a cargo del operativo en la Terminal Vieja aseguraron que el movimiento de uniformados se debió a que en Alta Gracia la salida de otra unidad de Buses Lep fue apedreada.

Desde Aoita se desligaron del hecho de violencia. Claudio Luna, secretario gremial, aseguró "que no caerán en provocaciones" y descartó medidas de fuerza. 

AOITA CON CUESTIONAMIENTOS EN LA TERMINAL

 

Por otra parte entre las personas que esperaban subir al colectivo con destino a Buenos Aires se encontraba un joven que ansiaba llegar a ver a su padre que se encuentra internado y una mujer que llegó hace ocho meses a Córdoba de visita y debió acudir a la solidaridad de una amiga para sobrellevar los ocho meses lejos de su familia. 

MOVIMIENTO EN LA TERMINAL POR LA VUELTA DE LOS VIAJES