Sabido es que el mate, es uno de los productos más distintivos de Argentina, Uruguay y el Sur de Brasil, pero también - y cada vez con más frecuencia-  que los extranjeros que llegan a conocerlo, lo adoptan. Mientras estaba de intercambio en España, y notaba este creciente interés por el producto, a un santafesino se le ocurrió una idea para crear el "MateCaps", que hoy exporta a 47 países del mundo. 

Luego de regresar al país, Marcos Stubrin, Ingeniero Industrial, le contó la idea a sus amigos Agustín Favre, también Ingeniero ya Salvador Fernández, Director de Marketing y Diseño.

El proyecto fue desarrollándose y en poco tiempo se convirtió en el exitoso producto MateCaps, una botella que cumple la función de ser un mate que se ceba solo: es práctico, accesible y solo necesita agua caliente y una cápsula para funcionar.

"La idea surge de Marcos al estar de intercambio en España. Allí conoció a un grupo de estudiantes alemanes que consumían una gaseosa a base de yerba mate llamada Club Mate, pero estos nunca han probado la experiencia tradicional del mate, la bombilla y la yerba "contó Fernández en diálogo con El Litoral.

Introducing MateCaps

Inmediatamente, los jóvenes empezaron con el desafío de crear un producto práctico y fácil de usar. "Hubo mucha investigación, buscamos datos y entrevistamos gente, también leímos noticias sobre el tema. Internacionalmente existen marcas que trabajan con extractos de yerba mate creando refrescos y gaseosas en lata, es un mercado muy creciente", dijo el Director de Marketing y Diseño.

"Evaluamos el público interesado en estas marcas y por qué elegían la yerba mate. También vimos el mercado de los energizantes y cómo MateCaps podía entrar como opción saludable y sin azúcar. La idea era internacionalizar la tradición argentina de manera accesible y portable” , indicó Fernández.

Cómo fueron los pasos para llegar al producto:

"Desde que descubrimos la necesidad del consumo de mate internacional, hasta la venta del producto, pasaron cerca de 5 años y MateCaps fue mutando y superando distintos desafíos. Competimos en varios certámenes a nivel nacional, como el NAVES del IAE. Estuvimos también en un programa llamado “proyectáBIO” de la UNL, donde fuimos ganadores", contó el joven.


Salvador Fernández; Agustín Favre y Marcos Stubrin, junto a su producto MateCaps. Crédito: Gentileza MateCaps
Salvador Fernández; Agustín Favre y Marcos Stubrin, junto a su producto MateCaps. Crédito: Gentileza MateCaps

Cómo consiguieron los fondos

"En Uruguay quedamos entre los 11 emprendimientos de latinoamérica que buscaba el país financiar. Este financiamiento surgió gracias a un ente público/privado llamado ANII (Agencia Nacional de Investigación e Innovación). Ellos tienen un programa de financiación llamado “Proyecto Uruguay”, que es para proyectos de latinoamérica (fuera de Uruguay) que tengan intención de crear productos con fines de exportación", sostuvo Fernández.

"Desde que llegamos a Uruguay hace un año y medio y entramos al proyecto el siguiente paso fue la campaña “Kickstarter” que es una plataforma de financiamiento donde logramos triplicar el objetivo que teníamos. Logramos vender cerca de 1.000 botellas, fue la primera salida a la comunidad. Luego, se terminó la campaña y pasamos a la etapa de producción. Tras 4 meses, con algunos retrasos por la pandemia, en abril de este 2021 estamos enviando las botellas a Argentina y Estados Unidos principalmente. También, nos compraron el producto clientes de Austria, Australia, Finlandia, Islandia, Dubai (Emiratos Árabes Unidos) y otros lugares", señaló.

¿Cómo funciona el MateCaps?

"El producto es una botella de polipropileno, que es un material muy fácil de reciclar y cápsulas de diferentes blends de yerba que son libres de packaging. La botella es de doble pared por lo que la temperatura del agua se mantiene por más tiempo", explicó el director de diseño y marketing.

"Para disfrutar tu Matecaps tenés que llenar la botella con agua caliente o fría, colocar una cápsula dentro del filtro y ya está listo. Es muy portable, podés tomar mate mientras caminas, manejas o estás trabajando. Lo importante es que se mantiene el sabor del mate y es una nueva experiencia", indicó Fernández.

Además, contó que hay diferentes sabores de las cápsulas para diferentes momentos del día. "Se crean con diferentes hierbas y frutas. También está el tradicional. Para la gente de la región, es importante saber que también podés usar la botella con la yerba que tengas en tu casa y que también se puede tomar tereré bien frío", sostuvo. "Por otra parte, viene con un filtro de té. Es decir que, agregando té en hebras, podés disfrutar esa experiencia", explicó Fernández.

En cuanto a las cápsulas, funcionan con una suscripción mensual, que llegan cada 30 días a la casa de los consumidores.

Inventaron una botella para tomar mate sin bombilla y es furor en 47 países

Consultado sobre el impacto que tuvo la pandemia en la venta del producto original, el joven dijo que "la pandemia le dio un valor agregado al producto, ya que se consume de manera individual y puede reemplazar el compartir el mate", algo fundamental que recomiendan los especialistas.

El producto se puede adquirir a través de internet, comprar el paquete de botellas y cápsulas o acceder a la suscripción mensual de cápsulas.

“La misión es energizar a nuestra comunidad de una manera saludable y sustentable, siendo el apoyo de la rutina para que puedan cumplir todos sus objetivos” concluyó Fernández.

Fuente: El Litoral