Emilio Iosa es uno de los grandes referentes del partido Carlos Paz Despierta y es médico sanitarista. Es por eso que envió un proyecto a la dirección de Investigación del Observatorio de Salud de Grupo de Fundaciones y Empresas (GDFE) para analizar si hay presencia de coronavirus en el lago San Roque. 

En diálogo con Crónica Matinal por Canal 10, Iosa dio detalles contextuales sobre la investigación que comenzará a desarrollar en octubre: 

"En distintos lugares del mundo se ha llevado a cabo esta investigación y se ha detectado coronavirus en aguas residuales, aunque todavía no hay ninguna investigación que haya comprobado que es contagiosa la ingesta del agua con coronavirus porque estaría muy diluido"

A su vez, contó que no solo estudiará la posible presencia del virus en el agua, sino que también analizará "niveles de contaminación fecal, que son datos que se han ocultado durante muchos años y que sí significaría una peligrosidad en el uso recreativo del agua".

Sin embargo, el médico sanitarista destacó que, en caso de detectar marcadores de COVID-19, no implicaría de forma necesaria malas noticias: "Es importante no alarmar a la población porque no hay ninguna investigación que confirme que es posible enfermarse por tener contacto con agua que tenga marcadores de coronavirus".

Por otro lado, se refirió a la responsabilidad política en este tema:

"La ciudad y la política tienen que sincerar la situación del lago San Roque, no solo la Municipalidad de Villa Carlos Paz, que no lo ha hecho, sino también a nivel provincial y nacional"

 

Además, Iosa marcó que desde el partido Carlos Paz Despierta se han hecho eco de la problemática de sanidad del lago: "Nosotros hemos presentado en el Congreso de la Nación y en el Senado un informe en el que presentamos los niveles de contaminación fecal que están por encima de lo determinado por el Ministerio de Salud de la Nación para el uso seguro de aguas recreativas"

Por último, denunció que concejales oficialistas le pidieron que se llame a silencio: "Son políticas públicas que no se implementaron en los últimos 30 o 40 años y tenemos que empezar a hacernos cargo de lo que no se hizo"