"Mi jardín es el amor de mi vida" dice Gabi, esta maestra jardinera que hace décadas dirige Girasoles, un jardín maternal.

Como tantos otros, su actividad se frenó en la pandemia. Sólo en la ciudad de Córdoba se estima que hay 550 jardines maternales que dan trabajo a 4 mil personas. Hoy, sus ingresos y sus puestos de trabajo corren un peligro enorme.

Mientras agrupados buscan reconocimiento y ayuda por parte de organismos oficiales, se van reconvirtiendo. Transformando sus quehaceres cotidianos y buscando la forma de dar batalla a un virus que duele en la salud pero que mata en la economía.

Gabi es de las que da batalla. Por eso, convirtió a un hobbie en su nueva fuente de ingresos. A través de su emprendimiento

MANTAS MERINO XXL (@cobijarte.mantas) • Instagram photos and videos

teje mantas nórdicas para la venta. De abrigo, para usar de pie de cama o para colocar en los sillones. Sus lanas ayudan a transitar esta pausa en la que a veces gana la incertidumbre.

 

¿La ayudamos a difundir su actividad?

#NosAyudamosEntreTodos

 

#CodoACodo La muestra jardinera que teje mantas nórdicas