Desde este viernes comenzó a regir la flexibilización del gobierno Córdoba que autoriza a propietarios de casas de veraneo en las sierras a circular libremente entre los distintos departamentos para visitar sus propiedades. 

Sumado a esto, el fin de semana largo, con altas temperaturas, hizo que muchísimos cordobeses se trasladen a los distintos valles turísticos de la provincia. Los principales destinos fueron Carlos Paz y el resto del Valle de Punilla, Sierras Chicas, Valle de Calamuchita y Traslasierra. 

Desde la Policía Caminera se informó que hay "mucha más gente que lo habitual para un fin de semana de cuarentena". Es por eso, que se debieron reforzar los puestos de control. "Estamos controlando los ingresos a las distintas ciudades como corresponde. Sólo entra la gente que tiene domicilio o propiedad en cada ciudad turística" . En Carlos Paz, particularmente, ingresaron muchos visitantes desde el interior de la provincia y de Córdoba Capital que tienen casas en la villa serrana.

 

 

Por otro lado, la ruta 5 desde Alta Gracia hasta el Dique los Molinos se encontraba completamente cargada de vehículos, registrándose embotellamientos en distintos tramos. Según se informó las principales localidades turísticas como Santa Rosa y Villa General Belgrano recibieron una gran cantidad de visitantes.

 

Centro de Villa General Belgrano
Centro de Villa General Belgrano

 

En tanto, Traslasierra no se vio tan colapsada pero tuvo un mayor movimiento que fin de semanas anteriores, especialmente en la bajada de las Altas Cumbres hacia Mina Clavero. Quienes poseen viviendas en la zona aprovecharon el fin de semana largo para acondicionarlas con vistas a la apertura de la temporada de verano, anunciada para los primeros días de diciembre.

"Venimos hace tiempo capacitándonos tanto el sector público como el privado para que se cumplan los protocolos sanitarios y los turistas puedan venir tranquilos" indicó Ariel Panella, secretario de turismo de Mina Clavero. 

 

Las Sierras Chicas también tuvieron un notable incremento el la circulación de vehículos, haciéndose por momentos difícil transitar por las rutas de las llamadas "ciudades dormitorio" de Córdoba.

 

"Superó nuestras expectativas la cantidad de gente que vino" sostuvo el dueño de una hostería de la zona de Ascochinga. Estos datos auguran una muy buena temporada turística para el alicaído sector, notablemente afectado por la pandemia de Covid19.