El biólogo Guillermo Sferco y el fotógrafo Guillermo Galliano integran la Fundación Mil Aves.

Ambos explicaron en Crónica Matinal, por Canal 10, cómo lograron el registro Payador Canela, científicamente denominada como Diglossa sittoides.

Silvia Samper fue la vecina de Unquillo quien dio aviso a la fundación. Cuando llegaron a su casa se dieron cuenta que se trataba de esta ave de la familia Thraupidae, de unos 12 cm.

El Payador Canela es conocido en otros países como “pinchaflores”, por su habilidad de extraer el néctar de las flores, picando su base.

"Se los considera como `ladrones de néctar´”, dijo Sferco.

La atracción más llamativa es su pico, que se encuentra fuertemente adaptado para extraer el néctar, ya que posee el extremo de la maxila en forma de gancho puntiagudo.

Generalmente, el Payador Canela se distribuye por los bosques montanos de Sudamérica, desde Venezuela hasta Argentina. 

En nuestro país cuenta con registros en las provincias de Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca y La Rioja. Habita bosques y claros de bosques, incluso jardines desde los 400 a los 3000 m de altitud.

Guillermo Galliano destacó que el Payador Canela "fue avistado por primera vez en la provincia de Córdoba".

"Podemos hablar de compañerismo y solidaridad", dijo Galliano, como elementos distintivos de la tarea del fotógrafo de aves, en vez del estereotipo de una persona camuflada durante horas en el monte.

Mirá las primeras imágenes del ave Payador Canela en Córdoba
Mirá las primeras imágenes del ave Payador Canela en Córdoba
Mirá las primeras imágenes del ave Payador Canela en Córdoba
Mirá las primeras imágenes del ave Payador Canela en Córdoba