La semana próxima el Concejo Deliberante aprobará un proyecto de ordenanza que prohibirá la exposición de golosinas, gaseosas, jugos y energizantes en las líneas de caja de supermercados, hipermercados y farmacias.

La iniciativa fue presentada en marzo por los ediles Juan Pablo Quinteros (Encuentro Vecinal Córdoba) y Nicolás Piloni (Hacemos por Córdoba), que obtuvieron una alta adhesión de sus pares, para evitar la compra compulsiva de esos productos ultraprocesados que acarrean serios problemas en la salud. 

Para ello, se incorporarán sanciones al Código de Convivencia Ciudadana a quien “exhibiere mercaderías que se encuentren clasificadas por la autoridad municipal competente como “productos ultra-procesados”..." dentro de un radio de 3 (tres) metros de la caja registradora de pago o cualquier otra área de cobro localizada a los efectos –frente a las cuales se dispone a los clientes y/o consumidores en una fila o línea de espera, para efectivizar el pago del/los producto/s seleccionados para su adquisición–, será sancionado con una multa de 150 Unidades Económicas de Multa (UEM) a 500 UEM”. Como el valor actual de la UEM es de 752 pesos, las sanciones irían de 112.800 a 376 mil pesos.

Según contó a cba24n.com.ar el concejal Quinteros, "en Argentina  6 de cada 10 adultos tienen sobrepeso, y agrega que el 30%  de los niños y niñas en edad escolar presenta sobrepeso y el 6% obesidad, ya que el 50% de ellos consumen más de dos bebidas azucaradas por día".

Además, el edil indicó que el proyecto tiene como objetivo general "la promoción de la salud de las personas, generando en ellas hábitos saludables que como contrapartida genera una prevención inespecífica y temprana de enfermedades".

El concejal Quinteros logró superar la obesidad luego de una intervención quirúrgica, cambios en su alimentación y ejercicio físico. Foto: lavoz
El concejal Quinteros logró superar la obesidad luego de una intervención quirúrgica, cambios en su alimentación y ejercicio físico. Foto: lavoz

Quinteros, quien durante muchos años tuvo problemas de obesidad y lo superó con mejoras en su alimentación y entrenamiento físico, agregó que “La obesidad es un fenómeno complejo y su aumento global tiene consecuencias personales, sociales y económicas. Según estudios realizados por el Ministerio de Salud de la Nación, actualmente, 6 de cada 10 adultos presentan sobrepeso en la Argentina. De los niños y niñas en edad escolar el 30 por ciento presenta sobrepeso, el 6 por ciento padece obesidad y el 50 por ciento de estos niños y niñas consumen productos ultraprocesados en exceso”.

Por su parte, Piloni, presidente de la comisión de Salud del Concejo Deliberante, sostuvo que "es importante dar este puntapié para generar entornos saludables que nos permitan combatir el flagelo de la obesidad infantil en nuestro territorio. Esta ordenanza no va en contra de la comercialización de estos productos, no tiene carácter prohibitivo. Buscamos contribuir a generar estos entornos saludables”.

La iniciativa tuvo un amplio debate en el cuerpo legislativo de la ciudad, ya que fue tratada en comisiones, recibió el visto bueno de nutricionistas y pediatras destacados, contando con el aval incluso de organizaciones prestigiosas, como la Sociedad Argentina de Pediatría, y varias ONG que protegen los derechos de los niños, niñas y adolescentes.  

Piden prohibir la exhibición de productos no saludables en las líneas de cajas