Walter Grahovac, ministro de Educación, afirmó que el docuemento ya fue aprobado y estará oficializado en el Boletín Oficial. "Acabo de firmar el protocolo que acordamos entre el Ministerio de Salud de la Provincia, el Ministerio de Educación, organismos científicos y también en el marco de las normativas del Consejo Federal de Educación que ya tenía un protocolo", afirmó.

Ver: La Provincia oficializó el protocolo para el regreso a las aulas

El protocolo fija algunos principios básicos como: distanciamiento social, el buen uso del tapabocas, la higiene de manos, así como la ventilación de los espacios y el evitar las aglomeraciones son claves para generar entornos seguros.

Antes del ciclo lectivo

Para comenzar con las clases presenciales, las escuelas deben tener todos los elementos de bioseguridad recomendados.

"Se indica disponer de agua segura para el consumo y lavado de manos, de jabón, preferentemente líquido, elementos de secado, preferiblemente papel descartable y cestos de basura adecuados en los sanitarios; así como alcohol en gel (o dispenser con solución de alcohol al 70%) para áreas de ingreso, aulas y sectores como comedor, administración o salas de computación, entre otros", informó el Gobierno provincial.

El protocolo establece que los docentes que sean grupo de riesgo están dispensados de asistir a la escuela y continuarán realizando trabajo remoto, asistiendo a sus colegas y atendiendo las consultas de los estudiantes.

Los estudiantes que también son grupo de riesgo también estarán eximidos de la obligatoriedad de la presencialidad y deberán acordar con la escuela la manera de recuperar los aprendizajes abordados en clase.

Ir a la escuela

Se recomienda que los adultos que acompañen a los alumnos a la escuela no sean grupo de riesgo. Además, aconsejan que sea la misma persona que vaya al ingreso y egreso del alumno.

"Acompañantes y estudiantes deben utilizar el barbijo de manera correcta: debe cubrir nariz y mentón y debe tener un ajuste adecuado, de manera tal, que no se desplace en el rostro. Es importante mencionar que debe ser higienizado todos los días al finalizar la jornada", expresa el protocolo.

El transporte escolar debe respetar el protocolo habilitante y el responsable del vehículo debe extremar las medidas de cuidado y protección personal: distanciamiento, lavado de manos, uso correcto de barbijo y encontrarse en buen estado de salud.

La escuela organizará los horarios de los transportes, a fin de evitar aglomeraciones y dispondrá de los listados de estudiantes trasladados, y el grado y escuela a los que pertenecen, con fines sanitarios, ante un caso sospechoso.