La National Geographic, una de las organizaciones internacionales más reconocidas del mundo sobre educación y ciencia, confirmó que en el mundo existe un quinto océano y se llama "Austral".

La denominación hace referencia a la masa de agua que rodea a la Antártida. Los científicos y expertos ya habían admitido este conjunto de agua, pero el debate sobre si tenía las características para ser considerado como un océano se mantuvo durante décadas.

Tweet de RevistaNatGeo

"El océano Austral fue reconocido por los científicos durante mucho tiempo, pero como no había un acuerdo internacional no estaba oficializado, algo que finalmente ocurrió ahora”, señaló Alex Tait, geógrafo de la National Geographic Society.

Anteriormente conocido como el estrecho de Gerlache, esta confluencia de los tramos más australes de los océanos Pacífico, Atlántico y Ártico siempre fue un lugar interesante para los oceanógrafos.

El debate entre geógrafos por reconocer al océano duró décadas, pese a que la mayoría de los especialistas coincidían en que esta región oceánica posee suficientes características distintivas como para ser reconocidas y nombradas por sí mismas.

Oficialmente, la National Geographic Society ha incluido en su última actualización cartográfica el quinto océano que ahora se suma al Atlántico, Pacífico, Índico y Ártico.

Reconocen oficialmente al océano Austral como el quinto del planeta / Imagen: elmundo.es
Reconocen oficialmente al océano Austral como el quinto del planeta / Imagen: elmundo.es

Características

Mientras que los otros océanos están definidos por los continentes que los rodean, el océano Austral está definido por una corriente. Se trata de la Corriente Circumpolar Antártica (ACC, por sus siglas en Inglés), la cual se estableció aproximadamente hace 34 millones de años cuando la Antártida se separó de América del Sur.

Pese a que muchos países y organizaciones de todo el mundo reconocieron el océano Austral, no todos coinciden sobre dónde se encuentra exactamente.

National Geographic utiliza oficialmente la latitud sur de 60 grados para trazar el borde del agua. Australia, en cambio, considera que todo lo que se encuentra al sur de su país es considerado como parte del océano Austral.

El océano Austral no sólo contribuye a almacenar carbono en las profundidades marinas e impulsar la cinta transportadora oceánica, impulsando un flujo de calor que influye en el clima global de forma decisiva:

La corriente alrededor del Ártico también resguarda ecosistemas marinos únicos como el archipiélago de Georgia del Sur, el territorio de vida salvaje más poblado en esta región del mundo, cuyos efectos ecológicos no se limitan a la diversidad de pingüinos, elefantes y lobos marinos, también a las aves marinas y ballenas jorobadas que migran al norte con la llegada del invierno.

Reconocen oficialmente al océano Austral como el quinto del planeta / Imagen: elagoradiario.com
Reconocen oficialmente al océano Austral como el quinto del planeta / Imagen: elagoradiario.com

Idas y vueltas

Reconocido por primera vez por la Organización Hidrográfica Internacional (OHI) en 1937, el océano Austral perdió esta designación en 1953, desatando una controversia cuyos ecos resuenan hasta el presente.

En 1999, la Junta de Nombres Geográficos de Estados Unidos adoptó el término océano Austral y aunque ha sido reconocido desde hace tiempo por científicos, el consenso internacional para nombrarlo oficialmente como tal no llegó hasta dos décadas después:

Desde junio de 2021, la National Geographic Society reconoce al océano Austral como el quinto océano del mundo.