Se conoció que mas de 200 loros fueron rescatados del baúl de un auto. 

El hecho ocurrió en Pinto, Santiago del Estero, donde Gendarmería Nacional liberó a los 216 aves que pertenecen a la especie de "loros habladores".

 

 

Dos hombres los tenían en el auto y se dirigían a Santa Fe, para su posterior venta ilegal. Al no parar en el control policial y tener el volumen del auto alto, los agentes sospecharon. 

Inmediatamente les pidieron bajar el volumen y se percataron del sonido de los loros.