Un susto se generó en la noche del jueves en la sede central de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Córdoba, ubicada en el centro de la ciudad capital.

Es que, tras percibir el olor característico, se decidió evacuar el edificio por una pérdida de gas.

Con el tiempo, se supo que la misma provenía de una de las cañerías distribuidoras de la firma Ecogas, ubicada sobre calle Independencia, en cercanías a la esquina con Caseros.

Las autoridades confirmaron, en las primeras horas del viernes, que la actividad es normal en la casa de estudios, después de que inclusive se habilitara el tránsito en el sector.

El olor en el sector fue muy intenso, y no se habrían producido descomposturas o descompensados.