El hallazgo del cadáver de una joven estudiante universitaria en un bosque en una ciudad del suroeste de Turquía desató renovadas protestas del movimiento de mujeres en ese país y dio nuevo impulso a una campaña en redes sociales que dio la vuelta al mundo.

 

A post shared by Manic Pixie Dream Boy (@beelzeboobz)

 

Al menos 3 millones de mujeres en todo el mundo publicaron sus selfies en blanco y negro en las red social Instagram con una única etiqueta --#DesafíoAceptado- y, a continuación o en un mensaje privado, nominaron a otras mujeres "hermosas, inteligentes, admirables" para que cumplan el mismo "desafío".

Las redes se llenaron de actrices, cantantes, 'influencers' y mujeres anónimas repitiendo un mensaje de empoderamiento femenino, sin más contenido que la foto en blanco y negro, muchas veces sonriente o posando.

En Turquía, muchas mujeres publicaron sus fotos en blanco y negro en un intento por recrear la realidad a la que se enfrentan cada mañana al abrir sus redes sociales o mirar la tapa de los diarios.

Más de 3.000 mujeres y niñas fueron asesinadas desde 2010 en Turquía, según cifras de la plataforma turca Vamos a Detener los Femicidios. 

Fuente: Télam