La empresas de transporte urbano Ersa y Aucor instalan cabinas de plástico en sus unidades para evitar que el chofer entre en contacto con los pasajeros. Se trata de una medida para evitar la propagación del coronavirus.

Además, los choferes contarán con alcohol en gel y se dispuso que los pasajeros dejen los primeros asientos libre.

 

 

Por el momento, no todas las unidades cuentan con este método de prevención.