Se recupera en su casa de Salta junto a su familia y deberá hacer una adaptación de su vida. No recuerda nada del terrible accidente vivido.

El accidente que sufrió la obliga a modificar sustancialmente su vida. Beatriz Farfán, de 41 años, la joven que sufrió la amputación de sus dos piernas, se recupera en su ciudad, Salta, en compañía de su familia y habló en forma exclusiva con Canal 10.

Vino para ver en vivo a Luis Miguel. Tenía planeado regresar al otro día a su provincia y estaba paseando junto  a su amiga por la ciudad, momento en que fatídicamente decidieron sentarse en las escalinatas de la escuela Hipólito Yrigoyen, ubicada en Vélez Sarsfield y Pueyrredon, donde un automóvil se desplazó hasta ese sitio y como consecuencia del accidente le debieron seccionar los dos miembros inferiores.

“Me fui a ver a Luis Miguel. Me iba a quedar unos días con una amiga que tiene el hermano internado en el Sanatorio Allende, esperando un trasplante de corazón. No recuerdo nada del momento en que se produjo el accidente. En lo que fue ese momento no recuerdo nada. Te juro que fue un pestañar de ojos. debe haber sido muy doloroso", describió la joven madre de dos niños.
 
“Solo pienso en salir adelante. Joaquin de 12 años y Agustina de ocho, tuvieron una preparación con su papá para volver a verme, lo aceptaron muy bien. Tengo mucha contención familiar y pensando en que vamos a hacer. Es un cambio muy grande, se me va a modificar un montón, tengo que adaptarme y adaptar la casa. De ser una persona muy independiente tendré que modificar mi vida", describió con una fuerte idea optimista y admitiendo que tendrá que someterse a distintas terapias para enfrentar las circunstancias actuales.
Un automovilista borracho había desencadenado el accidente que ha generado un profundo cambio en la vida de Beatriz y su grupo familiar.
Antes de retornar a Salta había recibido la visita del deportista paralímpico Pablo Giesenow.