Una familia denunció a policías de la comisaría Tercera de Fontana, en Chaco, por agresiones físicas y abuso sexual. El video de la detención fue viralizado por redes sociales.

Según la denuncia, policías irrumpieron de forma violenta en una vivienda de Banderas Argentinas sin orden de allanamiento. El ingreso al hogar fue con golpes y disparos de balas de goma y de plomo y detuvieron a 4 personas en total, dos hombres y mujeres.

"Los familiares denunciaron que todos los detenidos fueron lastimados por personal policial, quienes con impunidad y crueldad los trasladaron hacia la comisaría donde efectuaron torturas y tormentos de todo tipo”, dijo el equipo interdisciplinario de la Guardia de Derechos Humanos a Chaco Hoy.

Revista Cítrica on Twitter

Y agregaron: “También informaron que las detenidas habían sufrido violencia sexual por parte del personal policial”.

La fiscal subrogante de Derechos Humanos Lilian Irala está a cargo de la causa.

La subsecretaria de Derechos Humanos del Chaco, Nayla Bosch, dijo: “La impunidad no será tolerada".

Por su parte, la delegada del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) en el Chaco, Nancy Sotelo, afirmó: “Este procedimiento se da en un contexto de fuerte racismo, en el marco de la pandemia de Covid-19, que ya se venía denunciando desde el INADI".

La versión policial

Desde la Policía de Chaco sostuvieron que ellos fueron víctimas de ataques en la comisaría Tercera.

“Dos hombres y dos mujeres atacaron la comisaría Tercera de Fontana. Tras los disturbios, dos agentes terminaron en el hospital Perrando”, relata el parte.

"Pasada las 4:30 un grupo de personas arremetió contra la dependencia policial tras arrojar objetos contundentes. Los agentes iniciaron un operativo para calmar la situación. Logrando, luego de unos minutos, reducir y detener a los agresores", agrega.

No obstante, el medio Norte señaló que uno de los policía heridos con una lesión en el tobillo fue registrado en el video viralizado pateando la puerta de la familia detenida cuando el parte afirmaba que el agente se había lesionado en el presunto ataque a la comisaría.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

"Indios infectados, uds son unos malacostumbrados". La delegada del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) en el Chaco, Nancy Sotelo, repudió la actuación de personal de la Comisaría Tercera de la Policía del Chaco que ingresó en forma violenta, sin orden de allanamiento, en la casa de una familia de la comunidad Qom ubicada en el barrio Banderas Argentinas, de Fontana, golpeando a quienes estaban en el interior de la vivienda, entre los que se encontraban mujeres, jóvenes y menores de edad. . “Este procedimiento se da en un contexto de fuerte racismo, en el marco de la pandemia de Covid-19, que ya se venía denunciando desde el INADI”, señaló Sotelo. La familia que resultó víctima del violento procedimiento denunció que los policías golpearon a todos los que estaban en la casa, entre ellos mujeres, jóvenes y menores de edad; y que luego de trasladarlos esposados a la comisaría los encerraron en una habitación donde fueron rociados con alcohol. Tras remarcar la gravedad del hecho, la delegada del INADI solicitó la intervención de las autoridades correspondientes para que impulsen una investigación que permita la identificación del personal policial que intervino y que se establezcan responsabilidades y sanciones para quienes actuaron al margen de lo que establece la ley para este tipo de procedimientos. Consideró, además, que debido a que este episodio de violencia ocurre en plena emergencia sanitaria, es importante que las máximas autoridades del Ejecutivo provincial adopten las medidas necesarias para garantizar los derechos de las víctimas y llevar tranquilidad a toda la ciudadanía. Con información de @diarionortecom Foto: @anredaccion #qom #racismo #chaco

Una publicación compartida de Emergentes (@emergentesmedio) el