Grande fue la sorpresa de Agustina Rocío, una estudiante de 20 años oriunda de Bialet Massé que habitualmente se desplaza en moto, cuando recibió tiempo atrás dos multas a su nombre por haber cometido supuestamente dos infracciones manejando un camión en Río Cuarto.

Según la Policía Caminera, en octubre del año pasado Agustina condujo el vehículo con escombros sin la lona protectora y circuló sin las patentes (las dos multas suman 13.571,12 pesos en total).

Ante la falta de respuestas del organismo dependiente de la provincia, la joven presentó una denuncia penal por "presunta estafa y falsedad ideológica" por la adjudicación de dos infracciones en una ciudad donde no estuvo.

Lo extraño de la situación es que  Agustina sólo tiene licencia para manejar motos, triciclos y cuatriciclos, pero no para conducir automóviles y mucho menos de camiones.

En la denuncia, la chica indicó también que no estuvo en Río Cuarto, ni residió allí, tampoco tiene familiares ni amigos ni algún empleo que pueda vincularla a la capital alterna de la provincia. 

Imagen ilustrativa gentileza
Imagen ilustrativa gentileza

En rebeldía:

Como no pagó las multas porque hizo el descargo argumentando que no había cometido dichas infracciones, en abril pasado Agustina recibió dos notificaciones de la jueza de Faltas N ° 6, Mariela Darze, que la declaró en “rebeldía” y la intimó a abonar las sanciones, además de advertirle la quita de puntos.

Indignado, su padre manifestó que tal vez se trataría de un robo de identidad. “No sé si ha sido generado un robo de identidad. Le crearon dos causas de la nada. Alguien hizo algo trucho, tomó los datos de mi hija y los usó de forma irregular ”, denunció el hombre.

Carlos Nayi, abogado de la familia, finalmente presentó una denuncia penal para que se investigue la presunta comisión del delito de estafa y de falsedad ideológica.

Foto ilustrativa iProfesional
Foto ilustrativa iProfesional

La respuesta del gobierno provincial: 

Luego de conocerse el caso, desde Prevención de Accidentes de Tránsito informaron que estima que se trató de un “error”, mientras que Justicia penal avanza con la investigación de la denuncia.

“La joven nada tenía que ver, nunca estuvo. Fue liberada culpa y cargo”, admitió un funcionario y confirmó que el infractor fue un camionero. “Esta sobreseída. La jueza revisó el caso y la sobreseyó. Las actas de infracciones fueron anuladas, quedaron todo nulificado”. “Creemos que se trató de un error involuntario. No se trató de un invento ni de un fraude ”, dijo el funcionario en declaraciones a La Voz.

Según publica el diario, el “error” habría consistido en que el policía que constató la infracción o su compañero se “distrajo”. La Policía Caminera para labrar un acta de infracción solicita el carnet o licencia de conducir y la tarjeta verde. A ambas se les saca una foto que es cargada en el sistema y queda resguardada. En este caso, según la versión oficial, el código impreso en el carnet del camionero “derivaba a los datos de la chica”.

Será la Justicia ordinaria la que dictaminará si se trató de un “error” compartido entre la Caminera y el centro emisor de Río Cuarto, o si se cometió algún delito.

Con información de La Voz