Durante este lunes, la estrategia defensiva de Jorge Ríos, el herrero que hace escasos días asesinó en Quilmes, Buenos Aires, de un par de disparos al ladrón que lo había golpeado mientras lo asaltaba en su casa, incluyó diversas entrevistas a medios porteños.

El hombre, de 71 años, lució junto a Marino Cid Aparicio, el abogado con el que venía trabajando, pero también sumó a su equipo defensivo a Fernando Soto.

Es el mismo letrado que defendió al policía Luis Chocobar, recordado por haber matado en su huida a un joven que había herido en La Boca a un turista a fines del año 2017. Después de haber recibido el apoyo de la gestión de Mauricio Macri, aguarda el inicio del juicio oral por el caso.

El jubilado remarcó que sus asaltantes le "cagaron la vida" y que mientras atraviesa su proceso de prisión domiciliaria, vive "una pesadilla muy grande".

Mientras se intenta avanzar en la causa, la defensa de Ríos pidió el apartamiento del fiscal Ariel Rivas, denunciando haber recibido un "trato inhumano" después del hecho en el que murió Franco Moreyra, de 26 años.

Habla Jorge Ríos, el jubilado que mató al ladrón en Intratables