En lo que va de 2020 se registraron nueve femicidios en la provincia de Córdoba, según el relevamiento que llevan adelante los Servicios de Radio y Televisión de la UNC.

La víctima más reciente fue Juana Valdez, de 43 años, cuyo cuerpo fuera encontrado el pasado fin de semana en un camino vecinal en Colonia Caroya.

Hallan el cuerpo de una mujer desaparecida hace 45 días y detienen a su esposo

Con este último femicidio, la edad promedio de una víctima de femicidio en Córdoba es de 40 años. La más joven fue Denise Vergara, con 31 años al momento de ser asesinada; y la más adulta fue Karina Beatriz Bustos, que tenía 49 años cuando fue asesinada y luego calcinada. Por los crímenes, cinco hijos quedaron huérfanos de madre.

 

La mayoría de los femicidios se cometieron en el interior provincial, con un 78 por ciento de los casos, mientras que en la capital cordobesa se cometió el 22 por ciento restante. 

Los crímenes fueron cometidos en distintos sectores: un 44 por ciento en la vía pública, un 12 por ciento en zona rural (en referencia al femicidio de Cecilia Basaldúa) y un 44 por ciento en el interior de una vivienda. Este último dato se conforma de la siguiente manera: el 11 por ciento fue en el hogar compartido con el victimario, otro 11 por ciento en la vivienda de la víctima y en el 22 por ciento de los casos se desconoce ese detalle.

Mientras que los crímenes contra las mujeres fueron nueve, los femicidas fueron diez: la muerte de Mónica Ordóñez fue perpetrada por dos personas. Del total de victimarios, el 50 por ciento eran parejas de la víctima, el 20 por ciento exparejas de la víctima, un 10 por ciento eran cómplices del femicida y en un 20 por ciento de los casos el dato es desconocido.

Los datos acumulados arrojan que en Córdoba se comete un femicidio cada 29 días, y que cinco crímenes se cometieron luego del 20 de marzo, fecha en el que se decretó el aislamiento social preventivo y obligatorio, que después continuó en distanciamiento social.

En 2019, en Córdoba se cometió un femicidio cada 14 días, lo que arrojó un total de 20 víctimas: 19 por femicidio directo y una por femicidio vinculado, como se denomina a los asesinatos cometidos para castigar y amedrentar a una mujer. En tanto, según datos del observatorio Ahora que sí nos ven, entre el 1 de enero y el 31 de agosto de 2020 se cometieron 199 femicidios en todo el país.