La fiscal Paula Kelm cerró la investigación sobre el asesinato de Cecilia Basaldúa con un único acusado y pese a los cuestionamientos de la familia de la víctima de 35 años.

La joven de Núñez, Capital Federal, se encontraba reciorriendo diferentes lugares del Latinoamérica para escribir un libro cuando llegó a Capilla del Monte. En abril de 2020 su cuerpo fue hallado sin vida, después de 20 días de búsqueda, a metros del basural.

El único imputado en la causa es Lucas Bustos bajo la acusación de "abuso sexual con acceso carnal y homicidio doblemente calificado por violencia de género y criminis causa". 

 

Cecilia Basaldúa: denuncian falencias y piden la intervención del Estado Nacional

 

La familia de la víctima desconfió desde el primer momento y calificó de "perejil" a Bustos en diferentes manifestaciones. Sus sospechas se concentran en Mario Mainardi quien le dio alojamiento a Cecilia en la localidad de Valle de Punilla.

El Diario de Carlos Paz informó que en las últimas semanas la fiscal indagó a un sospechoso que habría tenido contacto con Bsaldúa antes de su muerte y que reside fuera de la provincia. Además la querella que representa a la familia había solicitado medidas de prueba y también restarían tomar declaraciones testimoniales.

La confirmación de la elevación a juicio deberá pasar el filtro de Juzgado de Control de Cosquín para saber si se avanza con el proceso.