Mantendrán la medida de fuerza de no trabajar o hacerlo sin cobrar. Aseguran que se sienten intimidados por la Justicia y la Municipalidad.

La mayoría de las agrupaciones de taxistas que habían anunciado cortes de puentes y marchas hasta el Concejo Deliberante para exigir el aumento de las multas para los choferes que utilicen la aplicación Uber, definieron pasadas las 8 de la mañana suspender esas actividades.

“Está claro que hay una fuerte movida contra nosotros. Nos están apretando desde la municipalidad de Córdoba y la Justicia con amenazas de quitarnos las chapas, sancionarnos y llevarnos presos”, aseguró Miguel Arias, referente de los choferes de la zona de la terminal de ómnibus.

Los choferes definieron mantener la jornada de protesta pero sólo con la modalidad de no trabajar y permanecer en las diferentes “paradas” como la terminal o el aeropuerto; o bien tomar viajes y no cobrarlos en una suerte de paro “a la japonesa”.

Mirá las Noticias Destacadas