Lo quieran o no, quienes tienen una cuenta en Facebook son rastreados por la plataforma.

En otras palabras, aunque deshabiliten las funciones de geolocalización de la aplicación, y hasta la del celular, la red social registra la ubicación de cada uno de sus más de 2.300 millones de usuarios.

Así lo admitieron directivos de la empresa en una carta enviada hace una semana a los senadores estadounidenses Chris Coons y Josh Hawley.

Allí la firma de Massachussets afirma que puede realizar tal rastreo gracias a la ubicación que cada contacto incluye en sus fotos y también por sus direcciones IP.

Josh Hawley on Twitter

"Cuando los servicios de ubicación están apagados, Facebook puede conocer la geolocalización de la gente utilizando información que comparte a través de sus actividades en Facebook o direcciones IP y otras conexiones de red que utilicen", indica el texto que lleva la firma de Rob Sherman, responsable de Seguridad de Facebook.

Desde Facebook la justificación es curiosa. Afirman que, desde hace tiempo, toman esta información para advertir a los usuarios que sufran intentos de intrusión en sus cuentas. También, sostienen, cuentan con mejores herramientas para evitar la circulación de contenidos falsos o apócrifos.

Además, claro está, los datos permiten ofrecer publicidades específicas a cada usuario: la microsegmentación de los avisos. "Todos los anuncios de Facebook se basan en la localización", indica Sherman en su carta.

Datos

Ya son varios, muchos de ellos antiguos, los escándalos en torno a la recolección y posterior manejo de los datos de los usuarios de la red social.

El más reciente, que motivó una serie de investigaciones y posteriores sanciones, se destapó en 2017 tras la comprobación de una fuga masiva de datos personales que fueron usados por la empresa Cambridge Analytica para distintos procesos electorales.

 

Fuentes: DPA, Infobae, TN