La indignación de una tía porque sólo asistieron seis niños al festejo de cumpleaños de su sobrino se volvió viral en Twitter, acumulando más de 68 mil 'Me gusta'.

Camilo, el sobrino de la usuaria 'Ma. Sol Rizzo' @solrizzo, le pidió a sus papás festejar su cumpleaños número 5 junto a sus compañeritos de la salita de jardín en una canchita de fútbol. Para tratar de que asistieran la mayoría de los niños, la madre del cumpleañero preguntó y pidió confirmación a través del grupo de padres de WhatsApp. En ese momento, de los 20 contactos, sólo dos le confirmaron que no iban a poder llevar a sus hijos. 

Llegó el día del festejo, el pasado sábado 8 de febrero, y sólo asistieron seis compañeros. Por lo que su tía descargó su enojo en su cuenta de Twitter.

"Hoy mi sobrino celebró su cumpleaños. Fueron solo 6 nenes. No solo es la ilusión de un chico sino también el esfuerzo y el gasto de una familia. Por favor, no sean mierdas y siempre lleven a sus hijos a los cumpleaños", escribió María Sol.

El tuit generó, además de los miles de 'Me gusta' antes mencionados, muchos comentarios de otros usuarios contando historias similares y algunas hasta más tristes que la que ella relató.

En diálogo con el medio Infobae, Sol contó que su sobrino "va a la misma sala desde los 2 años con los mismos compañeros. Uno entiende que es una fecha complicada pero cuando se hizo la invitación se aclaró que si la mayoría no podía se reprogramaba". María Sol también es mamá, por lo que hace "lo imposible para que sus hijos no falten nunca. Aunque sea en lugares y horarios complicados", comentó en Twitter.

Sol respondió a algunos comentarios, indignada por la falta de interés y compromiso de los padres de los otros niños. También, debido a que "con ese número de niños lo hubiesen festejado en su casa ahorrandose mucha plata".

Además, contó que su hermana -madre de su sobrino- al ver que los niños no venían, escribió en el grupo de WhatsApp recordando que los estaban esperando, pero nadie respondió. "Directamente se fue del chat", comentó Sol.

Apesar del enojo, contó que su sobrino "la pasó genial y fue súper feliz". Su mamá y su papá sumaron a las nenas al partido de fútbol. "Jugaron hasta sus hermanas y un primo de 13 años, que se puso al hombre la situación", recordó María Sol.

"Procuramos no trasladarle a mi sobrino el enojo, la bronca y la tristeza de los adultos. Y lo que más nos sorprendió fue que él no lo sufrió, o al menos no lo demostró, porque encima se enorgulleció de que su primo mayor estaba jugando junto a él y sus amiguitos", admitió la mujer.

Sin embargo, al momento de la torta resurgió la angustia. "Tengo una tristeza. Ves la foto de la torta y llorás", comentó resignada. "Estaba la torta gigante, el nene adelante de la torta y sus 6 amigos alrededor, cuando en realidad son fotos multitudinarias y todos se pelean por estar al lado del cumpleañero", recordó. 

La familia vive en Mar del Plata, por lo que un motivo de ausencia podría haber sido que era un día para ir a la playa, pero el clima de ese día no era para optar por ese plan.

Ante la repercursión del posteo, Sol le puso un poco de humor y bromeó afirmando que la próxima vez se festejará el cumpleaños "con niños tuiteros".

 

*Con información de Infobae.