La plataforma Google Earth constantemente registra imágenes de distintas partes del mundo. En la Antártida, en particular, desde la empresa toman fotografías para encontrar, alguna vez, restos de alguna civilización antigua.

En una de estas fotografías que la plataforma registró, sorprendió "una cara humana" en uno de los bloques de hielo. Por supuesto, la escena se viralizó rápidamente a través de Instagram.

 

 

Ante esta publicación, saltaron los comentarios desde distintos bandos: están quienes creen que se trata de una intervención artificial, otros que tan solo ven el paisaje natural del hielo, y quienes elijen creer.

Lo cierto es que la sensación de que es un rostro es evidente, sea natural o artificial.