La Policía debió repeler a residentes de la zona, quienes reaccionaron por el ultraje a una menor de 15 años, por parte de un uniformado.

Un tenso clima se vive esta tarde en barrio Los Cortaderos, en la ciudad de Córdoba, donde vecinos de una menor violada pretendieron hacer justicia por mano propia en contra del supuesto autor del hecho.

Se trataría de un efectivo de la policía que es vecino de la niña y que ingresó en búsqueda de un elemento y la sometió.

Los hechos se suscitaron luego de que la mamá y  el padrastro se fueron al centro a realizar trámites y la adolescente, de 15 años, quedó al cuidado de sus hermanitos de tres y un año.

Aparentemente, el presunta violador se cruzó con una excusa de buscar un televisor e ingresó a la casa y al ver a la menor la sometió.

En momentos en que se produjo el hecho concurrió una tía de la niña que habría sido la testigo presencial del hecho.

Ante las versiones que circularon en el barrio, los vecinos se juntaron en cercanías de la casa del uniformado y debió asistir la Policía con varios patrulleros y motociclistas para repeler cualquier agresión.

Disparos de balas de goma despertaron la siesta de Los Cortaderos y buscaron dispersar a quienes tiraban piedras en contra de la Policía. Hubo varios detenidos.

La niña que fue víctima del hecho fue atendida en el Polo de la Mujer.

Mirá las Noticias Destacadas